Cancelación del entrenamiento del jueves de la semana 45

Este jueves 8 de noviembre cancelamos el entrenamiento para poder acudir a la manifestación en apoyo a los trabajadores de Alcoa.

Os animamos a todos a participar apoyando a nuestros compañeros y amigos.

Sentimos las molestias ocasionadas.

Anuncios

II Encuentro de Squash Solidario Squasturias 2018

El sábado 20 de octubre de 2018 a partir de las 10:00h, en las instalaciones del Polideportivo Toso Muñiz de Las Vegas, celebraremos un Encuentro de squash solidario. Habrá partidos para distintos niveles y clases de iniciación (dejaremos raquetas a las personas que la necesiten).

Se trata de disfrutar del squash jugando unos partidos, y a la vez colaborar con la Fundación Banco de Alimentos de Asturias. Para cumplir con ambos objetivos, la inscripción al Encuentro será gratuita y se realizará aportando alimentos que se reuniran durante el sábado y posteriormente el Club Squasturias (en representación de todos los participantes) entregará al Banco de Alimentos.

Agradecemos a todos los que tengais intención de participar que simplemente pongais un comentario en esta entrada con vuestro nombre y si teneis alguna limitación horaria, para poder programar los partidos de la mejor manera posible. Publicaremos los cuadros y horarios en esta misma página.

Esperamos vuestra participación para que todos disfrutemos del squash y podamos colaborar con la mayor cantidad de alimentos posible.

Funcionalismo, squash asturiano y penitencias por nuestros pecados (Crónica del Campeonato de España de selecciones autonómicas de squash 2018)

Los pasados días 21, 22 y 23 de septiembre se celebró el Campeonato de España de selecciones autonómicas de squash 2018 en Pontevedra. Lo primero que diré es que la ciudad no la conocía y es muy bonita, las instalaciones eran especialmente buenas (mención de honor a las piscinas, cómo no) y la organización estupenda.

No quisiera dejar de destacar la labor de los árbitros que facilitaron muchísimo la marcha del torneo y que no se les podrá agradecer lo suficiente su paciencia y generosidad.

El equipo asturiano hizo un papel más o menos a la altura de lo esperado: perdió todos los partidos menos los que jugó Santi. Yo, que soy muy funcionalista, creo que las cosas existen porque cumplen una función y si no lo hacen, acaban desapareciendo. Lo difícil a veces es saber qué función cumplen algunas cosas cuya existencia parece un error.

Nuestra selección, como tantas otras veces, presentó un equipo con una edad media que rondaba los cuarenta años a un torneo en donde los demás equipos (salvo contadas excepciones) te arrasaban con su insultante juventud que no hace prisioneros. Uno se podía preguntar qué hacia allí recibiendo derrota tras derrota: ¿qué función cumplimos aquí si es verdad eso del funcionalismo? Pues ni más ni menos que cumplir el papel que les tocaría cumplir a las generaciones que nos deberían de haber jubilado. Del mismo modo que de los defectos de los niños sólo podemos culpar a sus padres, nosotros no supimos llevar el squash a los más jóvenes y hasta que todos esos
chiquillos que de seguro llegarán pidiendo paso desde la academia de squash que imparten Bet y Olaya (buen trabajo, chicas), nos toca purgar nuestros pecados y aguantar el squash sobre nuestras espaldas.

Nuestra función fue y será la de ser garantes de la continuidad del squash y mantener un lugar donde llegarán otros. Allí en Pontevedra lo hicimos lo mejor que pudimos, disfrutamos hablando muchísimo sobre nuestro deporte e intentamos seguir presentes en el panorama deportivo e institucional (que de ese último nos vienen los euros que tan odiosamente importantes son para estas cosas).

Habrá quien focalice su atención en los resultados, innegablemente mediocres, yo prefiero pensar que nuestros resultados vendrán más adelante y por eso trabajamos todos los miembros de la expedición y muchos otros que no estaban.

ALBERTO AVEDILLO.

Squash Interclubes 2018

Este pasado fin de semana en Santander y Astillero hemos sido testigos del nacimiento de algo importante, un torneo mixto de clubes en el que tienen cabida jugadores de cualquier nivel, federados o no, y en el que el squash era el nexo de unión que juntó a tanta gente (más de 50 jugadores) para pasear por Santander, disfrutar de su gastronomía y de sus diversas formas de ocio.

Ya desde el viernes se fueron juntando los clubes llegados de diversas provincias para visitar la ciudad, cenar juntos y salir después de noche antes de ponerse manos a la obra con el torneo propiamente dicho. Los partidos comenzaron el sábado a las nueve de la mañana y ya no pararon hasta más allá de las nueve de la noche más que para comer (otra vez todos juntos).

Todo transcurrió plácidamente, todo el mundo parecía dispuesto a divertirse y al buen humor y no cambió nada a lo largo del torneo.

Ganó finalmente el club Squash Gijón con Santiago Solla, Pedro Lozano, Miguel Lubián y Patricia Piñol. Al acabar la final hubo una entrega de premios y se sortearon varios regalos.

De la noche y la mañana siguiente nada sé con certeza, pero no me cabe duda de que no fue menos divertida que el torneo, o eso me han contado.

Como conclusión quisiera decir varias cosas, empezando por agradecer el tremendo esfuerzo de la organización por proporcionarnos una oferta de hotel, restaurantes, patrocinadores y coordinadores del torneo en dos sedes, lo cual lleva un trabajo enorme. Además quiero agradecer a todos los participantes su actitud positiva, inclusiva y el buen humor que demostraron en todo momento, ni una mala cara. Por las dos cosas anteriores, recomiendo encarecidamente este torneo para cualquier clase de jugador, pero más si cabe a aquellos que no tienen mucha o ninguna experiencia competitiva porque en un ambiente tan propicio se pueden sentir cómodos para dar sus primeros pasos en los torneos de squash.