Funcionalismo, squash asturiano y penitencias por nuestros pecados (Crónica del Campeonato de España de selecciones autonómicas de squash 2018)

Los pasados días 21, 22 y 23 de septiembre se celebró el Campeonato de España de selecciones autonómicas de squash 2018 en Pontevedra. Lo primero que diré es que la ciudad no la conocía y es muy bonita, las instalaciones eran especialmente buenas (mención de honor a las piscinas, cómo no) y la organización estupenda.

No quisiera dejar de destacar la labor de los árbitros que facilitaron muchísimo la marcha del torneo y que no se les podrá agradecer lo suficiente su paciencia y generosidad.

El equipo asturiano hizo un papel más o menos a la altura de lo esperado: perdió todos los partidos menos los que jugó Santi. Yo, que soy muy funcionalista, creo que las cosas existen porque cumplen una función y si no lo hacen, acaban desapareciendo. Lo difícil a veces es saber qué función cumplen algunas cosas cuya existencia parece un error.

Nuestra selección, como tantas otras veces, presentó un equipo con una edad media que rondaba los cuarenta años a un torneo en donde los demás equipos (salvo contadas excepciones) te arrasaban con su insultante juventud que no hace prisioneros. Uno se podía preguntar qué hacia allí recibiendo derrota tras derrota: ¿qué función cumplimos aquí si es verdad eso del funcionalismo? Pues ni más ni menos que cumplir el papel que les tocaría cumplir a las generaciones que nos deberían de haber jubilado. Del mismo modo que de los defectos de los niños sólo podemos culpar a sus padres, nosotros no supimos llevar el squash a los más jóvenes y hasta que todos esos
chiquillos que de seguro llegarán pidiendo paso desde la academia de squash que imparten Bet y Olaya (buen trabajo, chicas), nos toca purgar nuestros pecados y aguantar el squash sobre nuestras espaldas.

Nuestra función fue y será la de ser garantes de la continuidad del squash y mantener un lugar donde llegarán otros. Allí en Pontevedra lo hicimos lo mejor que pudimos, disfrutamos hablando muchísimo sobre nuestro deporte e intentamos seguir presentes en el panorama deportivo e institucional (que de ese último nos vienen los euros que tan odiosamente importantes son para estas cosas).

Habrá quien focalice su atención en los resultados, innegablemente mediocres, yo prefiero pensar que nuestros resultados vendrán más adelante y por eso trabajamos todos los miembros de la expedición y muchos otros que no estaban.

ALBERTO AVEDILLO.

Anuncios

Un comentario en “Funcionalismo, squash asturiano y penitencias por nuestros pecados (Crónica del Campeonato de España de selecciones autonómicas de squash 2018)

  1. Interesante reflexión.
    Yo me quedo con que en este club siempre hemos pensado que nuestra función era colaborar en el desarrollo del squash en Asturias. Hemos conseguido algunas cosas, al igual que otras muchas personas que reman en la misma dirección, y en este caso hemos puesto nuestro granito de arena participando en este campeonato.
    Además, nos lo hemos pasado genial y no nos hemos mancado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.