De qué raqueta escoger: Parte 1, iniciación al squash

Esta vez, trataremos de escoger una raqueta para iniciarnos en el squash: nuestra primera raqueta.

Siendo sinceros, nuestra primera (y nuestra segunda, casi seguro), se quedará ko en no demasiado tiempo mientras comprobamos las exactas medidas de la cancha… Teniendo esto en cuenta, si vuestra primera adquisición no ha sido muy afortunada, al menos podremos rectificar relativamente pronto.

Comenzaré por daros un consejo básico y que, dicho lo anterior, cae de cajón: no gastéis mucho dinero en vuestra primera raqueta. Al fin y al cabo a todos nos ha dolido ver como “aprendiendo” entrabamos en la cancha con raqueta y salíamos sin ella… Pero es algo normal y no hay que pensar que va a durar un día tan sólo. Tampoco es cosa de comprar sin mirar ni tener en cuenta nada en absoluto.

Mi segundo consejo es: nunca compréis una raqueta que no sea de una pieza. Se entiende por raqueta de una pieza aquella que tiene el marco completo del mismo material y de un mismo molde. Para entendernos, rechazad raquetas que cierren la cabeza en su parte inferior con una pieza de otro material diferente. También (ésto suele ocurrir siempre que sucede lo anterior en una raqueta) desechad todas aquellas raquetas (sean del deporte que sean) que junten el marco con el mango en dos piezas. Ha de juntarse el marco y el mango en un segmento único. Dicho ésto, hemos avanzado muchísimo puesto que nos hemos librado de efectos desagradables como el exceso de vibración después del golpeo, la falta de precisión o la mala resistencia estructural de nuestra raqueta.

Ahora nos queda escoger, en base a esas premisas de “obligado” cumplimiento, una raqueta que se adapte a nuestra situación. Como en el caso de la elección del calzado, si no tenemos problemas para pagar, elegiremos de entre las mejores marcas, los modelos de más altas prestaciones. Pero si pretendemos optimizar cada uno de los euros gastados, quizás sería mejor seguir dos sencillos pasos:

1º- Deberemos tener en cuenta si ya he jugado antes o si nunca he probado. Si nunca has probado, con seguir los dos primeros consejos bastaría: compra la más barata que encuentres que sea de una pieza, sin más complicaciones.

Pero si has probado el squash y ya sabes que te gusta y que te esperan muchas horas dentro de la cancha te diré que leas otro poco más…

2º- ¿Has practicado otros deportes de raqueta anteriormente? Si tu respuesta es “no, nunca” o “de manera esporádica”, no te compliques más: la más barata de entre las que encuentres de una sola pieza y busca la que tenga la superficie de la “cabeza” (“headsize”, suele poner) más grande. Tu mayor complicación al principio será darle a la bola con el centro de la raqueta (el punto dulce de golpeo), cuanta más superficie, más permisiva será nuestra raqueta y se lo agradeceremos bastante.

Pero si tu respuesta es “sí, a menudo”, ya puedes escoger entre una mayor gama. De todos modos, la recomendación es parecida a los no iniciados en el mundo de la raqueta: el primer problema (salvo que vengas del bádminton, en cuyo caso te recomiendo el uso de una raqueta con poca tensión, de poca “cabeza” y con un balance muy cercano a la empuñadura) será golpear la bola con el punto dulce, sin que vaya a ser un trauma, pero al principio costará un poco. Por eso recomiendo una raqueta de gran superficie, aunque en éste caso sí sería útil gastarse un algo más de dinero si nos apetece puesto que lo vamos a saber aprovechar.

Hasta aquí las orientaciones para todos aquellos que se quieran iniciar en el squash y se enfrenten a su primera compra de raqueta. La siguiente actualización irá destinada a los que desean renovar su raqueta por lo menos por quinta vez…

Anuncios

2 comentarios en “De qué raqueta escoger: Parte 1, iniciación al squash

  1. Grandes comentarios. Alguna foto explicativa creo que sería de agradecer.
    ¿Recuerdas nuestros comienzos? Esa excalibur autentica, q aun buscando por casa podría llegar a aparecer y sin estar rota. Pobres raquetas, la de leches que llevaban contra las paredes. Creo que unas Slazenger malísimas me duraron 1 semana cada una. Y la que te duro un día y era cara? vaya rebote, jeje.
    Esperemos que alguien te haga caso y se dejen de ver raquetas abiertas, creo que es un gran error para cualquier deporte, por supuesto de raqueta. Esta muy extendido por ahorrarse unos euros, pero creo que por muy poco más se puede conseguir una raqueta cerrada y la mejora es considerable.

    • Recuerdo mi primera raqueta, me la regaló mi buen amigo Jorge Martinez, quien me enganchó a este deporte! era de aquellas de antaño, creo que era el año 91! os podeis imaginar!
      A mi particularmente no me gustan las raquetas “cabezonas” me gusta que sean equilbradas. Las 5 primeras raquetas se van romper contra la pared!! Se tarda unos años en romper cordajes y no raquetas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.