De qué calzado escoger para la práctica del squash.

Hablaremos aquí de qué calzado puede ser el más idóneo, pero por eliminación: iremos desde las premisas básicas que debe cumplir todo calzado que va a ser usado dentro de una cancha de squash, a los requerimientos más exigentes para obtener las máximas prestaciones de nuestro juego.

Como primera norma de obligado cumplimiento, la absoluta prohibición de suelas que no sean de goma (como piel curtida de los zapatos comunes). Dado este paso, asegurémonos de que nuestra suela de goma no va marcando el suelo de ningún modo. Usualmente, las suelas del calzado deportivo no lo hacen, pero no siempre es así. Una pista clara nos la puede dar la leyenda “non marking compound” o simplemente “non marking” que nos encontraremos escrita en la propia suela de las deportivas. Si no lo trae, recelad y si aún no las habéis comprado… yo no lo haría.

Toda vez establecidas las prohibiciones, entraremos en harina. Lo ideal sería escoger una marca puntera que fabrique calzado específico y comprar el último modelo. Evidente, pero la vida real nos va a impedir hacer eso las más de las veces. Por lo tanto vamos a ponernos en este caso: “del calzado que tengo por casa, que no es estrictamente de squash, ¿cuál puedo usar para jugar?”. Siempre hay una primera vez para todo, no sería normal probar el squash y tener una completa equipación desde el primer día. Es por ello, que mirando nuestro calzado disponible, escogeremos, de entre lo que hay lo más seguro, lo que no se vaya a estropear y, finalmente, lo que mejores prestaciones nos ofrezca. Comenzaremos por descartar el calzado de atletismo, puesto que no está diseñado para esfuerzos laterales y podría ocasionarnos serias lesiones. Apartaremos también toda clase de calzado destinado a uso al aire libre en superficies irregulares: Calzado de montaña, calzado de fútbol de multitacos, de pádel, de tenis para tierra batida y hierba… todos ellos no nos van (en el mejor de los casos) a brindar la adherencia necesaria. Ahora nos quedarán los deportivos que sin ser específicos del squash, sí son perfectamente utilizables y pueden aparecer en el zapatero de cualquier casa:

1. Calzado de fútbol sala: nos va a proporcionar un magnífico rendimiento dinámico, esto es, excelente agarre y respuesta a todo tipo de esfuerzos requeridos. También su centro de gravedad es muy bajo, lo cual siempre es una ayuda. Como punto débil caben destacar que, al golpear el revés, todos arrastramos el pie contrario de la mano que usamos. Este arrastre no está contemplado en el diseño y produce un desgaste extremadamente rápido de la puntera del deportivo colindante al “dedo gordo”. Por otro lado, no suelen tener buena absorción de impactos, lo que los hace extremadamente rápidos, pero un tanto lesivos a largo plazo.

Concluiremos, que son excelentes para practicar squash, pero nos van a durar relativamente poco.

2. Calzado de tenis para canchas de “quick” (de asfalto o similares, “greenset” por ejemplo): lo bueno es que casi todo el mundo tiene unos, más o menos modernos. Son estupendas para su uso en el squash en tanto que la adherencia es aceptable, están pensadas para ser muy resistentes al desgaste específico a los juegos de raqueta (siendo incluso más duraderas que las propias de nuestra especialidad) y suelen tener buenas propiedades para la absorción de impactos. El problema principal, es que están diseñadas con materiales muy resistentes que nos restan “tacto” y articulación en el pie. También suelen tener algún sistema que dé rigidez a toda la planta del pie, haciéndolos un tanto incómodos para nuestro deporte.

En definitiva, una buena salida para empezar, pero no a largo plazo. Un consejo: si tenemos varias zapatillas de tenis, escojamos las más viejas, agarrarán más y nos darán más amplitud de movimientos.

3. Calzado de baloncesto: éste aúna lo malo de los deportivos de tenis y los de fútbol sala: son demasiado rígidos y nos durarán muy poco (menos aún que ningún otro). Tienen un moderado rendimiento dinámico puesto que tienen enormes sistemas de absorción de impacto que además elevan demasiado el centro de gravedad.

Lo ideal sería no usar demasiado este tipo de calzado, si bien no parecen peligrosos.

4. Calzado de balonmano: si nos aseguramos de que la puntera de la suela tenga la suficiente altura y de que el sistema de amortiguación no es especialmente aparatoso, nos encontramos ante la solución perfecta si no encontramos calzado especial para el squash. Están pensados para esfuerzos idénticos al squash y son muchísimo más fáciles de encontrar en cualquier tienda. La gran gama existente nos permitirá escoger playeros más o menos voluminosos, con más o menos amortiguación, con diseños más o menos llamativos…

Diremos pues que, escogido con cierto esmero, el calzado de squash y el de balonmano es intercambiable. Personalmente es la opción que más recomiendo.

5. Calzado de voleibol: si exceptuamos los que son de bota, se podrían usar perfectamente sin problemas de ningún tipo. Les pondríamos el pero de que, al estar diseñados para un deporte basado en el salto, son demasiado blandos, lo que los hace un tanto lentos.

La opción del voleibol es bastante buena, sobre todo en un periodo de tiempo inicial en el que el jugador aún no ha alcanzado un alto nivel.

6. Calzado de bádminton: Nos ocurrirá, aunque en menor medida, lo mismo que con el calzado de voleibol o que alguno de balonmano: en el diseño se ha tenido en cuenta que se van a usar muchas veces para saltar, por lo que son un poquito blandos.

Si tenéis uno de estos pares, no lo dudéis, usadlos hasta el final. Son perfectamente útiles para jugar a squash.

Espero haber podido resolver dudas presentes o futuras al respecto pero ya sabéis, para cualquier aclaración aquí seguimos.

-Ave-

Anuncios

2 comentarios en “De qué calzado escoger para la práctica del squash.

  1. Yo también me decanto por las zapatillas de balonmano. Una advertencia! suelen ser bastante duros en la puntera, así que para evitar ampollas y heridas desagradables, hay que introducirlos poco a poco, hasta que se ablanden y se pueda dar lija de la buena.
    Saludos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.